El final de lo que fue un sueño



Quizá te haya llamado la atención lo poco que he escrito este último año sobre las mermeladas que iba elaborando. Que te haya extrañado que no te he mostrado, como otros años, la fruta que entraba en la fábrica, las fases del proceso, la mermelada recién envasada y la muestra que siempre sacaba para probarla yo, o analizarla, o llevármela a casa para añadirla a mi desayuno o mis dulces.

Es porque en 2018 no había elaboración y la fábrica ha estado cerrada. Ese descanso ha sido forzoso. Por motivos personales, en esta pasada temporada solo elaboré dos lotes de Marmalade de Naranja Agria en enero, lotes que, como siempre, estaban vendidos de antemano pues era una de las que esperaban con ansiedad nuestros clientes. Después la cocina de la fábrica se cerró y así permanece. Y las estanterías del almacén poco a poco se han ido vaciando de lo elaborado en 2017.

Pronto mi pequeña empresa cerrará. De continuar, tendría que hacerlo sin mí y sin mí no puede continuar. En todo el proceso y la gestión podrían sustituirme, salvo en la cocción y lo que caracteriza a un producto artesanal, es la mano de quien lo realiza. Aunque alguien lo hiciera siguiendo paso a paso mis recetas, el punto que las distingue, solo se lo puedo dar yo. Con la misma receta, resultarían otras mermeladas, incluso mejores que las mías, pero no serían las mías y estas son las Mermeladas Artesanas de Cañá de Arriero, con sus tarros con el precinto de cuadritos naranja, cortado a mano, llenos de mermeladas y confituras elaboradas con mucha fruta seleccionada entre la mejor.

En cuanto a la gestión, me encantaba. El trato con mis clientes, que empezaron siendo mis amigos y luego fueron amigos mis clientes. Una relación enriquecedora, por la que nunca quise trabajar con distribuidores ni comerciales. He tenido un trato directo con mis clientes, en el que poder transmitirles el amor por mi trabajo y mis productos, que conocía como creaciones mías que eran, a las que cuidaba con mimo, y ellos lo han agradecido porque han podido conocer al detalle lo que consumían o lo que vendían.

Aunque me despida con pena de mi pequeña fábrica antes de lo previsto, la experiencia de crear una empresa agroalimentaria, artesanal e innovadora de productos naturales, me ha satisfecho.

Recuerdo lo difícil que me resultó ponerla en marcha, porque nadie sabía de fábricas de mermeladas para informarme. Recuerdo de cuánta constancia tuve que hacer gala para no tirar la toalla, y las felicitaciones que recibí luego por el plan de empresa tan completo que diseñé, al que dediqué días y días y que me llevó a aprender mucho de sanidad y trazabilidad y sobre todo, de marketing digital. Yo era por entonces un ama de casa rural, que sabía hacer mermeladas, pero desconocía por completo palabras como "alojamiento", "posicionamiento", "viralidad", que me sonaban a chino, como también ignoraba cómo administrar un blog o una web.

Y aquí estoy, contando en este blog de Mermeladas Artesanas de Cañá de Arriero, en el que llevo cinco años publicando, que tiene que terminar esta pequeña empresa que fue mi sueño cumplido, única en Arcos de la Frontera, ejemplar por su higiene sanitaria y que ha puesto en el mercado unas mermeladas muy valoradas por quienes las conocen.



Por eso, aunque me entristezca terminar, estoy contenta de haber llevado a cabo algo especial, de haber ofrecido un producto de calidad y dejar una enseñanza que algún día aprovecharán mis nietos.

Durante casi cinco años he elaborado 21 especialidades.



7 MERMELADAS
Fresa 
Higos 
Ciruela 
Melocotón 
Tomate 
Calabaza 
Albaricoque

8 CONFITURAS 
Pimiento y Tomate 
Cebolla y Manzana 
Calabacín y Miel 
Zanahoria y Mandarina 
Limón 
Higo, Uva y Manzana 
Naranja y Limón 
Naranja Agria

3 DULCES 
Membrillo 
Manzana 
Batata y Canela

1 JALEA 
Membrillo.
1 COMPOTA 
Manzana.
1 FRUTA EN ALMÍBAR 
Higos al Coñac



Envasadas en cinco formatos diferentes. Con fruta de temporada, de nuestra huerta en su mayoría. Higos, melocotones, ciruelas, albaricoques, naranjas, limones, manzanas y membrillos de nuestros frutales. Y tomates, pimientos, calabazas y calabacines han salido de nuestro huerto.

Desde hace un año mi vida ha tenido que cambiar de intensamente activa, como siempre me gustó, a más tranquila. Y este blog también cambiará. Lo dedicaré más a cocina y a los cultivos, a frutales y a huerto, a la ecología y ahorro energético en el campo y la vida doméstica. Y quizá con el tiempo dé comienzo a un nuevo sueño: recopilar en un libro todo mi conocimiento sobre mermeladas, confituras, compotas y jaleas.



Comentarios

  1. Que pena me da que se acabe este maravilloso sueño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero es un sueño que he vivido y lo he disfrutado. Y eso no deja de ser una gran suerte.

      Eliminar
  2. Vaya por Dios amiga Lola!!!!! Me he quedado sin saber qué decir (y eso es raro en mi). Supongo que es una decisión muy meditada y apoyada en familia, como todo lo tuyo. Siento mucho que tengas que hacerlo, sé, positivamente, que tu proyecto era una parte muy importante en tu vida. Mi pena es que no voy a comer mas el dulce de batata y canela (mi favorito) y todos los demás. Sabes que soy fan de tus recetas. Solo me queda desearte mucha fuerza para afrontar los nuevos planes y proyectos. Y que disfrutes de tu familia, tu gran pasión y fortaleza. Espero seguir encontrándome contigo haciendo compras o simplemente, tomando un café. Un abrazo fortísimo amiga mía. Y da también uno a la familia. Besos corazón 😘💞💞

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Y me encanta que estés entre encinas y quejigos. Me gusta mucho el campo, los árboles, la naturaleza. Mi proyecto no consistía solo en hacer mermeladas, también estaba el trato con las personas y dar a conocer la vida rural. En eso voy a seguir. Yo creo que si mi pequeña empresa ha funcionado bien y ha tenido buena venta, ha sido porque su principal objetivo no era vender.

      Eliminar
  3. Recuerdo cuando empezaste, lo que luchaste con la administración que sólo sabe poner pegas y trabas a los que empiezan. Pero seguiste y al final la empresa empezó a funcionar. es una lástima que hayas tenido que cerrar, pero seguro que no será lo último que hagas, no hay nada que te pare, no hay nada que te detenga, tu constancia y tu esfuerzo no se van a parar por nada del mundo. Es un capítulo más en tu vida pero se abrirán más. Al libro de tu vida le faltan aún por escribir muchos más capítulos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras y por el ánimo que me has dado siempre, desde el principio hasta el final.

      Eliminar
  4. Muchas gracias por tus consejos y tus ánimos cuando estaba empezando con mi proyecto, espero que podamos conocernos y seguir hablando. Un abrazo desde El Puerto de Susana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Susana. Dices bien cuando estabas empezando... Tu marca ya está consolidada. Yo pienso que sobre todo los pequeños productores debemos ayudarnos.

      Eliminar
  5. Lola, nos dejas a la sierra de Cádiz sin un gran referente en todos los sentidos: calidad de producto, calidad humana, trato exquisito.
    Sabes que en el momento que puedas y decidas retomar el proyecto aquí nos tendrás para vender tus exquisitas elaboraciones.
    Mientras tanto seguiremos leyéndote. Un abrazo, Daniel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Daniel. Yo también me alegro de haberte conocido y de que las Mermeladas Artesanas de Cañá de Arriero se hayan vendido en tu tienda de Setenil de las Bodegas.

      Eliminar
  6. Lola, soy Bea de LA CASA TALLER Y te doy la enhorabuena por estos 6 años de incesante trabajo y dedicación. Creo que has sido una persona, un equipo, muy valiente. Te entiendo perfectamente porque las dos nos iniciamos juntas en esto. Como bien dices "Un sueño" . Quédate con lo que has conseguido. Nos has endulzado la vida a todos cada día con tus recetas y tus mermeladas.
    Siento, que no siempre, el trabajo bien hecho, salga para adelante, independientemente de las circunstancias que se den. Creo que habéis hecho un trabajo y un producto muy profesional, de calidad y al que, no cabe la menor duda, que le habéis puesto todo el cariño del mundo.
    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Bea! Si vieras la de veces que he pensado en ti... Mientras trabajaba, se me ocurrían ideas en que podíamos colaborar y luego era el mismo trabajo el que no me dejaba tiempo para ir de nuevo a La Casa Taller. Iniciamos a la par cada una nuestro proyecto y nos conocimos en aquel Premio de nuevas empresas, ¡en que quedamos finalistas! He seguido tu trayectoria por facebook y me encanta todo lo que hacéis. Ahora que estoy más tranquila haré una visita a La Casa Taller y a ver qué podemos hacer juntas, antes de embarcarme en el cambio que voy a dar al blog, para el que ya estoy preparando una nueva sección de recetas.

      Eliminar
  7. ¡Mi querida Lola! Hemos recibido tu aliento en muchas ocasiones, fuiste referente para no desfallecer y el final nos llegó forzado por otras razones. Empezar fue duro, pero terminar sin desearlo lo fue mucho más. Aún conservamos todo el montaje de nuestra tienda (por si acaso, algún día...) seguimos conservando nuestra marca (por si acaso, algún día...) y aún no nos hemos resignado. Miramos hacia atrás, recordando con amor y alegría todo lo bonito que vivimos; largas tardes con largos paseos, proyectando junto a Raquel, notas, cambios, viajes, contactos... un proyecto solo nuestro, sin ayuda. Tú no te vas, continuarás con nuevos proyectos que nos recordarán que el trabajo, la constancia y la ilusión mantienen todos los caminos abiertos para seguir. Felicidades por todo lo que has conseguido. Nosotras te regalamos flores para todas las ventanas que se han abierto y se abrirán para ti. Harás del trabajo que tienes por delante otra obra de arte. Recibe muchos ¨besines¨ de las dos. ADEREZARTE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, mis amigas de Aderezarte! Una relación comercial que iniciamos en una Feria Agroalimentaria y que continuó al abrir vuestra preciosa tienda de Jerez, de la que fui proveedora. Recuerdo cómo gustaban a vuestros clientes nuestras especialidades, la Marmalade de Naranja y Limón, los Higos al Coñac, el Dulce de Manzana, la Mermelada de Higos. Sentí vuestro cierre más que nada por la ilusión con que habíais puesto en marcha vuestro proyecto y lo bien surtida que estaba la tienda, aquella variedad inmensa de tés... Con el tiempo nuestra relación comercial se convirtió en amistad. La amistad de mis buenos clientes es lo mejor que me queda de esta experiencia que ahora acaba. Gracias por vuestros buenos deseos.

      Eliminar

Publicar un comentario